Hygge, grandes trucos para decorar tu hogar

Probablemente hayas escuchado el término "hygge", pero seguramente no haya quedado muy claro pues este concepto danés puede ser difícil de entender. Pronunciado "hoo-ga", no puede definirse con una sola palabra, sino que equivale a una sensación general de comodidad. Piense: una cama bien hecha, con capas de cómodos edredones y mantas, una taza de té recién hecho y su libro favorito mientras el fuego ruge de fondo en una chimenea. Eso es hygge, y probablemente lo hayas experimentado sin saberlo.


Hay muchas formas de adaptar tu espacio, pero todo se reduce a crear un ambiente acogedor, cálido y relajante dentro de tu hogar. Lo mejor de hygge es que no requiere una casa grande para lograrlo. De hecho, algunos de los espacios con más hygge son pequeños. Si estás buscando agregar un poco de comodidad a tu hogar inspírate en este concepto danés sin importar si tu espacio es pequeño o enorme.


Hygge al instante con velas

Una de las formas más fáciles de agregar una sensación de higiene a su espacio es inundarlo con velas deliciosamente perfumadas. Las velas son esenciales para la experiencia Hygge y ofrecen una de las formas más fáciles de agregar calidez a un espacio. Colócalas cuidadosamente en una estantería, una mesa de té o alrededor de una bañera y disfrutará como se relajan los daneses.

 

Pon cariño a la ropa de cama

Dado que hygge se origina en Escandinavia, no sorprende que se base en el principio del minimalismo en el estilo moderno. Incorpore hygge a su dormitorio en dos pasos: uno, despeje. Dos, vuélvete loco por las mantas. Si hace demasiado calor para los edredones pesados, concéntrese en las capas ligeras y transpirables que pueda quitar según sea necesario.

 

Abraza la naturaleza

A partir de 2018, hay casi tres millones de hashtags #hygge en Instagram, llenos de fotos de mantas acogedoras, chimeneas y café, y está claro que la tendencia no va a desaparecer pronto. Muchas de estas ideas favorables hygge se practican mejor en invierno, pero esta te funcionará durante todo el año. Las plantas pueden ser increíblemente relajantes, purificando el aire y ayudando a que una habitación se sienta con diseño. Busca las plantas que más te gusten y no requieran demasiado esfuerzo para darle un poco de hygge a tu hogar.  


Un rincón de los libros

Un buen libro es un elemento esencial de hygge, y ¿qué mejor manera de fomentar las indulgencias literarias diarias que un gran rincón de lectura? desde Nordic Works creamos esta estantería en un rincón muerto para darle hygge a este espacio. Es una prueba clara de que no se necesita mucho espacio para crear un área de lectura acogedora. 


Crea tus piezas hygge

Una vez que hayas higienizado tu casa, tienes una gran excusa para quedarte en ella y aprender algunas manualidades nuevas. Tejer es una de las manualidades más higiénicas para espacios pequeños porque es innatamente acogedor y puede proporcionar un placer genuino sin mucho espacio. Si nunca ha tejido antes, puede aprender fácilmente en línea desde la comodidad de su hogar de inspiración danesa. 

 

Centrarse en la iluminación

La iluminación adecuada puede hacer que un espacio se sienta cálido y acogedor al instante, y la mejor parte es que no necesita ningún espacio adicional para jugar con este estilo.

 

Toques en madera

La madera es un material que proyecta calidez y dependiendo del acabado, comodidad del hogar. Una mesita, una estantería, un taburete o la mesa de tu comedor o cocina ambientarán tu hogar con una calidez especial. Esta tendencia nórdica se trata de limitarse a las cosas que realmente le brindan felicidad y alegría.

Desde Nordic Works os traemos estos trucos para darle un poco de cariñito a tu hogar.